Cómo TrenUp Transformó mi Rutina Matutina

Despertando con Determinación

  Hoy quiero compartir contigo una historia real, vivida por una de nuestras clientas de TrenUp. Es un relato que destaca la transformación de su rutina matutina gracias a este innovador cinturón deportivo y rectificador de espalda. Acompáñame a sumergirnos en la experiencia de esta persona, quien encontró en TrenUp mucho más que un simple accesorio deportivo.

El poder del ejercicio y la determinación con TrenUp

Son las 8:00h, todavía estoy en la cama, un rayo luminoso, que por cierto, dato curioso, ese rayo luminoso que atraviesa las esponjosas nubes en vasco se llama IZPI, digamos que mi amigo Izpi también me echa una mano, me motiva a levantarme. Me pesa el cuerpo, estoy relajada todavía. Una voz me dice, venga más tiempo calentita relajada en la cama y otra me apunta ... vamooooos levántate y ve a por tu objetivo. En mi caso, una casa de campo con una valla grande para que mi perro Sombra pueda correr.

 Quiero compartir que hay un libro, escrito por la Dra. Marian Rojas que se titula: "Cómo hacer que te pasen cosas buenas". Se enfoca y abre con la frase "HAZ EJERCICIO". Porque el ejercicio físico no es negociable, es necesario si queremos vivir mejor y con suerte más tiempo. Eso me hace levantarme rápido, también mi frase favorita "EL CAMINO LO MARCA LA ILUSIÓN" (sólo tienes que cerrar los ojos y... pensar en tu objetivo, sentir que tu corazón late al compás de tu deseo, te llevará unos segundos, hazlooooo!!). Y es entonces es cuando visualizo a Sombra a su modo sonriendo. 

Cierto es que tengo molestias en la espalda y estoy trabajando la postura corporal, pero Tren Up me lo pone fácil, sus tirantes me corrigen la postura en un solo click, es imprescindible para que los ejercicios tan fáciles de hacer me puedan ayudar en mi pequeña ruta de 2 km. Así la ruta es más divertida, también puedes inventar tus propios ejercicios. Lo pongo en marcha sólo de 6 a 8 minutos y hay que ver que brazos se me están poniendo. Se acerca el veranito, me podré poner mi vestido de tirantes, irme a cenar y ponerme sal en la cena sin que se mueva la piel de los brazos, jajajaja -- palabra de sombra que lo ha visto todo porque siempre me acompaña en mis rutas.